El primer franquismo en Manresa en un clic (1939-1959)

La entrada de las tropas franquistas

Texto introductorio

El 24 de enero de 1939 el ejército franquista ocupó Manresa. Durante las horas anteriores se había producido la desbandada de las fuerzas republicanas, las cuales, en un intento inútil de retrasar el avance enemigo, volaron la mayor parte de los puentes de la ciudad.

Después de unos primeros momentos de incertidumbre, un gran gentío saludó la entrada de las tropas franquistas. Se celebraba, con alivio y por encima de todo, el final de la guerra. Y es que el deseo de paz y de vuelta a la añorada normalidad era el sentimiento predominante entre la población manresana.

Pocos se imaginaban que, en realidad, empezaba una época de penosas privaciones y una larga dictadura que no tenía ningún interés en buscar una auténtica reconciliación después del desastre humanitario de más de treinta meses de guerra civil.

La llegada del ejército vencedor produjo estampas muy variadas: desde las escenas de regateo y compra de productos de los que la población civil carecía —como, por ejemplo, chocolate o latas de sardinas— protagonizadas, sobre todo, por soldados marroquíes, hasta la tragedia de algunos casos de violaciones y asesinatos, que tuvieron como víctimas a personas indefensas.

Vean el texto "La retirada de las fuerzas republicanas de la ciudad de Manresa" i "La entrada de las tropas franquistas en Manresa”, publicado en catalán en el volumen II de “La Guerra Civil (1936-1939)” de la col·lección Història Gràfica de Manresa.