Web de

Joaquim Amat-Piniella

Escriptor i intel·lectual manresà (1913-1974)

"foren els ulls terriblement cansats de l'Amat-Piniella allò que més coses
em van saber dir del que havia significat l'infern nazi". (Montserrat Roig)

Edicions 62 publica la versión original de 'K. L. Reich', descubierta en 1997

Dades: 
30/07/2001

Amat-Piniella describió su experiencia en el campo de Mauthausen

Isabel Obiols - Barcelona
EL PAÍS | Cataluña

Han pasado cuatro años desde que David Serrano descubrió en una vieja maleta la versión original, e inédita, de la novela K. L. Reich, de Joaquim Amat-Piniella (Manresa, 1913-Barcelona, 1974). Finalmente, Edicions 62 se ha decidido a publicarla, con edición y prólogo de este joven filólogo que reivindica la figura de un escritor que pasó cuatro años en el campo de concentración de Mauthausen y sobrevivió para contarlo. Pese a su alto valor testimonial y a haber obtenido el Premio Fastenrath en 1965, la obra de Amat-Piniella 'no consta en las bibliografías sobre el holocausto', dice Serrano.

Amat-Piniella escribió la primera versión de K. L. Reich recién salido de Mauthausen, entre 1945 y 1946, en Andorra. Sin embargo, su editor de entonces, Albertí, no obtuvo nunca una respuesta de la censura, ni positiva ni negativa, cuando intentó publicar la novela.

Así, el manuscrito llegó a 1963, pulido en casi el 30%, y fue publicado por Seix Barral en castellano y por Club Editor en catalán. Serrano explica que Amat-Piniella se guardó en el cajón -en la maleta, en este caso- 'los fragmentos más escabrosos, la mayoría de las referencias a los fascismos, a la República y al papel de los aliados, que sabían de la existencia de los campos de concentración, y la reproducción, dentro de los campos, de las tensiones entre anarquistas y comunistas', que habían marcado ya el devenir de la reciente guerra civil española. Los objetivos: por un lado, evitar la censura; por otro, no añadir más leña al fuego.

Aún más: desde 1945 hasta 1963, Amat 'fue perfilando su estilo y se fue convirtiendo en un escritor profesional', apunta Serrano. De este modo, la versión original de la novela, que ahora se publica íntegramente, muestra 'una escritura hecha al calor de la rabia', continúa, y sobre todo a un escritor que 'no conocía lo que se estaba cociendo en Europa, ni a Primo Levi, ni a Semprún, ni a Adorno'.

 

Intelectual republicano

Intelectual comprometido con la República y fundador de las Juventudes de Esquerra Republicana de Catalunya, Amat-Piniella cruzó la frontera con Francia después del descalabro del 39. Allí fue reclutado por el ejército francés para trabajar en la línea Maginot, pero con el avance alemán fue apresado y encerrado en diversos campos de concentración.

Es evidente que su paso por Mauthausen está detrás de la novela, pero Amat-Piniella nunca cita el campo por su nombre. Un título globalizador lo dice todo de sus intenciones: K. L. Reich significa campo de concentración del Reich y eran las letras con que los nazis marcaban todos los objetos y muros de estos escenarios de aniquilación.

Sin centrarse específicamente en ningún colectivo, Amat-Piniella habla tanto de judíos como de comunistas, anarquistas y homosexuales... y la pregunta que subyace tras el texto es la misma que se formula Levi en Si esto es un hombre. Pero al contrario que Levi y que Semprún, el manresano optó por la ficción, por construir una serie de personajes arquetípicos formados con retazos de muy diversos conocidos. Más allá de la filiación de cada uno, lo que interesó al autor fue retratar la lucha por mantener la dignidad ante la degradación moral.